Bienvenido...
Registrar una cuenta aquí
(Create an Account / Crie uma conta)
Iniciar sesión
(Sign in here / Login aqui)
Login:
Contraseña:
Depósito Legal Nº: pp200102CS997 - ISSN: 1317-5823
INICIO  |  PUBLICACIONES  |  NORMAS  |  ARBITRAJE  |  TIENDA  |  REGÍSTRESE  |  NOSOTROS  |  CONTÁCTENOS  |  Carrito
vacio
 

Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Guardar este Artículo en PDF



Corrección de mordida abierta, por habito de lengua a través de erradicador de habito bondeable
HOME > ARTÍCULOS PUBLICADOS > AÑO 2016 >

  • Santiago Alejandro Gómez García residente de segundo año de la Maestría Ortodoncia y Ortopedia maxilofacial en el Centro de Estudios Superiores de ortodoncia (CESO)

  • Isabel Zapata profesor de clínica del CESO

  • Beatriz Gurrola Martínez profesor del CESO y profesor de carrera de tiempo completo Titular "C" en la carrera de Cirujano Dentista de la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza UNAM.

  • Adán Casasa Araujo Director del CESO

Resumen
Este articulo describe un caso clínico de un paciente con edad 18 años y 3 meses, es clase II esquelética, hiperdivergente, clase I molar bilateral, clase II canina bilateral, con apiñamiento dental superior e inferior moderado, overjet disminuido, con mordida abierta anterior, empuje lingual, la línea media dental superior coincidente con la facial y la inferior esta desviada a la izquierda. El plan de tratamiento consistió en bondear la aparatología fija de forma indiferenciada y se utilizaron erradicadores de hábito bondeables, la alineación, nivelación, con los elásticos intermaxilares clase II, caja anterior y de línea media, detallado y retención. La retención se llevó a cabo a través de retenedores circunferenciales superior con perla de tucat y circunferencial inferior. Tiempo activo de tratamiento 1 año y 3 meses. Resultado optimo tanto funcional como estético.

Palabras clave: bondeado indiferenciado, erradicadores de hábito bondeables, empuje lingual.



Abstract
This article describes a case of a patient aged 18 years and 3 months skeletal class II, hyperdivergent bilateral class I, bilateral class II canine, upper dental crowding and lower moderate overjet decreased, anterior open bite, habit lingual, upper midline ckincifi~g with facial midline and deflected to the left. The treatment plan consisted of fixed apliance so undifferentiated and use of eradicators bondeables habit, alignment, leveling, class II intermaxillary elastics, anterior and midline box, detailed and retention. Retention was conducted through upper circumferential retaining Tucat with pearl and circumferential bottom. Active treatment 1 year and 3 months. Optimal results both functionally and estétic.

Words key: Undifferentiated bonding, bonding eradicators habit, tongue thrust


Introducción

La mordida abierta tiene varias definiciones según los autores que la han descrito tales como Subtenly y Sakuda, 1964 1 dicen que es la dimensión vertical abierta entre los bordes incisales de los dientes anteriores maxilares y mandibulares, aunque también puede ocurrir en el segmento bucal Ngan y Fields. 2 Es una condición en la que las coronas de los incisivos superiores no sobrepasan el tercio incisal de las coronas de los incisivos inferiores, cuando la mandíbula está en máxima oclusión (Barbre y Sinclair.3 La mordida abierta anterior se define como una mal oclusión caracterizada por la desviación en la relación vertical del maxilar y mandibular del sector anterior, identificada por una falta de contacto entre segmentos opuestos. Esta definición, basada en la descrita por Carabelli desde la mitad del pasado siglo, aunque bastante aceptada no es única, varía según los distintos autores. Ya desde aquella época, Defoulon hizo notar que hay influencias musculares externas e internas en su desarrollo. 4,5 Para algunos es la disminución del grado de sobre mordida o resalte vertical normal; para otros, es el contacto borde a borde o una apertura clara entre los incisivos. Y puesto que los criterios son distintos, también la incidencia de la mal oclusión tiene una variabilidad de acuerdo con el concepto del clínico o investigador.6,7 Según la zona donde asienta la anomalía, la mordida se clasifica en mordida abierta anterior o simple, si la falta de contacto está localizada en la zona incisiva, mordida abierta posterior, si afecta a los segmentos laterales que están en infra erupción y dejan una brecha abierta entre las superficies oclusales, también tenemos la mordida abierta completa si el contacto sólo se realiza a nivel de los últimos molares y la apertura es tanto anterior como posterior. 8 Para la escuela británica, las mordidas abiertas son clasificadas en mordidas abiertas falsas y verdaderas: las verdaderas responden a un patrón esquelético facial en el que la dolicocefalia en la relación de los maxilares constituye la base de la mal oclusión. En las falsas (o pseudomordida abierta), es donde también falta el contacto pero la morfología facial es normal y la apertura vertical tiene un origen local, es exclusivamente alveolo dentario. 9,10 Esta mal oclusión se desarrolla por la interacción de varios factores etiológicos, entre ellos se encuentran: variaciones en la erupción dental y en el crecimiento alveolar, desproporción en el crecimiento muscular o incluso, una función neuromuscular aberrante relacionada con disfunciones linguales, hábitos orales o ambas. Es decir, la presencia de un patrón hiperdivergente, más una posición lingual anormal (frecuentemente asociada con problemas en las vías aéreas) o hábitos de succión digital, son factores de riesgo para su desarrollo.10


Reporte de un caso

Paciente de 18 años y 3 meses, el motivo de consulta fue " revisión para brackets" es clase II esquelética, hiperdivergente, clase I molar derecha e izquierda, clase II canina derecha e izquierda, apiñamiento dental superior e inferior moderado, overjet disminuido, líneas medias dentales desviadas, mordida abierta anterior por habito de lengua. En los estudios de inicio se observa en la fotografía extraoral de sonrisa aparente simetría facial, línea facial coincidente con la línea media dental superior y mordida abierta anterior, fig. 1. En la fotografía extraoral de perfil se observa que es convexo, el tercio inferior aumentado y labio inferior protruido, fig. 2.

Fig.1
Extraoral frente

Fig.2
Extraoral de perfil

Estudios intraorales tenemos en la fotografía intraoral de frente como está la línea media dental inferior desviada a la izquierda, apiñamiento moderado superior e inferior, figura 3. En la intraoral lateral derecha la clase II canina y clase I molar, figura 4. En la intraoral lateral izquierda la clase II canina y clase I molar, figura 5.

Fig.3
Intraoral de frente sonrisa

Fig.4
Intraoral lateral derecho

Fig.5
Lateral izquierda

Estudios radiográficos de inicio en la radiografía lateral de cráneo vemos la clase II esquelética, y la hiperdivergencia que presenta el paciente, figura 6.

Fig.6
Lateral de cráneo inicio

En la radiografía panorámica se ven los 32 dientes permanentes presentes, figura 7.

Fig.7
Radiografía panorámica

Estudios de progreso

En la fotografía extraoral de sonrisa se observa la corrección de la mordida abierta anterior mejorando la estética del paciente, figura 8. En la foto intraoral oclusal inferior la ubicación de los erradicadores de hábito bondeables, figura 9 y 10.

Fig.8
Extraoral de sonrisa

Fig.9
Intraoral oclusal inferior

Fig.10
Erradicadores

En la lateral de cráneo aun la clase II esquelética y la hiperdivergencia, figura 11.

Fig.11
Lateral de cráneo

Estudios Finales

En los estudios finales nos muestran, las fotografías extraorales: en la figura 12 de sonrisa aparente simetría facial, la línea facial coincidente con la línea media dental superior y cierre total de la mordida, El perfíl se observa convexo, los tercios faciales proporcionados, se mantiene la protrusión labial pero algo disminuida mejorando la estética facial del paciente, figura 13.

Fig.12
Extraoral frente sonrisa

Fig.13
Extraoral perfil

Fig.14
Intraoral frente sonrisa

En los estudios finales intraorales tenemos que la fotografía intraoral de frente de sonrisa la coincidencia de la línea media dental superior con la inferior y cierre absoluto de la mordida, figura 14. En la intraoral lateral derecha e izquierda la clase I canina bilateral y clase I molar bilateral, figuras 15 y 16.

Fig.15
Lateral derecha

Fig.16
Lateral izquierda

Fig.17
Oclusal superior

Fotografías intraorales oclusales superior e inferior vemos la forma de arco oval, corrección del apiñamiento moderado, figuras 17 y 18.

Fig.18
Oclusal inferior

Fig.19
Radiografía panorámica

En la radiografía panorámica se observan los 28 dientes permanentes presentes y la ausencia de los terceros molares, ya que se le recomendó al paciente la extracción, figura 19.

Fig.20
Intraoral de frente con retenedores

Resultados

El tratamiento del paciente termina al cabo de 1 año y 3 meses de haber iniciado el tratamiento con clase I canina bilateral y clase I molar bilateral. La retención se realizo con circunferencial superior con perla de tucat, circunferencial inferior, figura 20, Se observa el retenedor circunferencial en el maxilar superior con perla de tucat. figura 21. Se observa el circunferencial en el maxilar inferior.

Fig. 21
Vista oclusal perla de tucat

Fig.22
Retenedor circunferencial


Discusión

Las desarmonías oclusales representan un intento de la naturaleza por establecer un equilibrio entre todos los componentes morfogenéticos, funcionales y ambientales concomitantes a los que se ve sometido el ser humano. Algunos investigadores plantean que más de 70% de los niños y jóvenes mayores de 6 años la padecen, lo cual explica el tercer lugar que ocupa entre los problemas sanitarios.11,12 Dentro de dichas desarmonías se encuentra la maloclusión de mordida abierta anterior, que ha sido de gran interés para los Ortodoncistas, ya que su diagnóstico y tratamiento es uno de los temas más controvertidos en la Ortodoncia. Constituye una de las anomalías más difíciles de tratar, y a pesar de que la etiología acompaña a la lesión, es la etiopatogenia la que mejor nos da las pautas para encarar la terapéutica.13,14 La mordida abierta es difícil de tratar y presenta un pronóstico de bueno a reservado dependiendo de su etiología y severidad, además de que la recidiva puede alcanzar 25% de los casos tratados.15 Algunos autores expresan las dudas que plantean las mordidas abiertas y urgía a determinar si los ortodoncistas son o no capaces de tratarlas con cierta garantía de éxito y que la corrección sea estable.16,17 Esta maloclusión causa malestar al paciente dada su inefectividad funcional, masticatoria, fonética y estética; es una deformidad dentomaxilar difícil de tratar, las recidivas son frecuentes y se requiere un enfoque integral que engloba aspectos funcionales y estéticos. 18 En la actualidad, se habla de mordida abierta dental y mordida abierta esquelética, si el desequilibrio óseo es la causa de la falta de contacto dentario, la mordida abierta es esquelética; si son los dientes o un factor ambiental los responsables y no afecta a las bases óseas, la mordida abierta es dental. 19 Las mordidas abiertas dentales no tienen anormalidades esqueléticas significativas, ellas se relacionan con los hábitos y la edad es una consideración importante, son autocorregidas o responden inmediatamente al tratamiento miofuncional y la mecanoterapia. 20 En el caso de nuestro paciente la mordida abierta es de tipo dental por un hábito de lengua. Cabe señalar que a pesar de su edad 18 años aun mantenía el hábito de lengua, el cual no se había tratado.


Conclusiones

En la época de la dentición decidua y mixta (3-8 años), es donde más se observa la mordida abierta anterior debido a la mayor frecuencia en estas edades de mal hábito de succión, uno de los factores etiológicos que más repercusión tiene en el desencadenamiento de la misma. Además, la prevalencia de esta acompañada de hábito de proyección lingual siendo la deglución atípica un factor etiológico importante en esta maloclusion. En cuanto al sexo y la raza se observa más en el sexo femenino y la raza negra respectivamente.


Referencias bibliográficas
  1. Subtenly JD, Sakuda M. Openbite: Diagnosis and treatment. Am J Orthod 1964; 50: 337-358

  2. Ngan P y Fields, H. Open bite: a review of etiology and management. Pediatry Dentistry 1997;19: 91-98

  3. Barbre, R y Sinclair, P. A cephalometric evaluation of anterior open bite correction with the magnetic active vertical corrector. The Angle Orthodontist,1991; 61(2): 93-102

  4. Alio JJ, Nuevo diagnostico cefalométrico para las mordidas abiertas. Rev Iber Ortod 2002;21:33-8

  5. Uribe G, Pardo M. Separata: Rinco de la biomecánica: Recopilación 2002 - 2007. Revista Punto de Contacto. Sociedad Colombiana de Ortodoncia. Septiembre de 2007

  6. Kim YH. Anterior openbite maloclussion: nature, diagnosis and treatment by means of multiloop edgewise archwirw technique. Angle Orthod 1987; 57: 290-321

  7. Nahoum HI, Horowitz SL, Benedicto EA. Varieties of anterior openbite. Am J Orthod 1972; 61:486-492 .

  8. Hsu BS. The nature of arch width diffrence and palatal depth of the anterior openbite. Am J Orthod Dentofacial Orthod 1998; 13: 344-350

  9. Moreno Sinovas E, Halabi Díaz T, Alió Sanz JJ. Tratamiento temprano vs tratamiento tardío. ¿Cuándo actuar? Parte I. Clase II y Mordida Abierta. Ortodoncia Clínica. 2009; 12(1):21-33.

  10. Oliveira AC, Almeida Pordeush I, Silva Torres C, Torres M. Feeding and nonnutritive sucking habits and prevalence of open bite and crossbite in children/adolescent with Down Syndrome. Angle Ortthodontist. 2010;80(4): 748-52.

  11. Álvarez T, Gutiérrez H, Mejías M, Sakkal A. Reporte de un caso clínico de mordida abierta falsa. Rev Lat Ortod y Odontoped. 2011; 10(2):15-21.

  12. Riveros Alejo CM. Manejo de una mordida abierta anterior con deglución disfuncional mediante ortopedia funcional de los maxilares con SN3: reporte de un caso. Ponencia. XIII Congreso Latinoamericano de Odontología Pediátrica, Buenos Aires. Septiembre 16 al 18, 2008.Disponible en: http://scienti.colciencias.gov.co:8084 /publindex/docs/-articulos/16925106/4/34.pdf Consulta enero de 2016

  13. Riesgo Cosme YC, Costa Montané DM, Rodríguez Fernández SC, Crespo Mafrán MI, Laffita Lobaina Y. Principales hábitos deformantes en escolares de primer grado del Seminternado "30 de Noviembre". MEDISAN. 2010; 14(1):1-5.

  14. Cozza P, Baccetti T, Franchi L, Toffol L, McNamara JJr. Mandibular Changes produced by Functional appliances in Class II Malocclusion: A sistematic Review. AJO. 2008; (5): 8.

  15. Ramírez Mendoza J, Bulnes López RM, Guzmán León R, Torres López JE, Priego Álvarez HR. Características y alteraciones de la oclusión en la dentición primaria en preescolares de 3 a 6 años en Tabasco, México. Odontol Pediatr. 2011; 10(1): 6-12.

  16. Thilander B, Peña L y colaboradores. Prevalence of malocclusion and orthodontic treatment need in children and adolescents in Bogotá, Colombia. An epidemiological study related to different stages of dental development. European J of Orthod. 2011; 23: 153-67.

  17. Wurgaft R, Rappoport K, ZeñaRata P, Vieira C, Rappoport D. Estudio descriptivo de signos y síntomas, en niños y adolescentes, con Trastornos Temporomandibulares. Rev Lat Ortod y Odontoped. 2008; 5(3): 40-51.

  18. Glazer K, Barros A, Perez M, Gomes C. Effects of breastfeeding and sucking habits on malocclusion in a birth cohort study. Rev Saude Publica. 2009; 41 (3):343-50.

  19. Proffit WR, Fields HN, Maray LL. Prevalence of malocclusion and orthodontic treatment need in the United States: estimates from the NHAMES III Survey. Int J Osthognath Surg. 2003; 13 (2):97-106.

  20. Cangialosi TJ. Skeletal morphologic features of anterior open bite. Am J Orthod. 2008; 5:28-36.


Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Guardar este Artículo en PDF

HOME > ARTÍCULOS PUBLICADOS > AÑO 2016 >
Ir al principio



Iniciar sesión
Regístrese
Directory of open access journals

Radiografías panorámicas,
cefálicas fotografía clínica
especializada
(0212)762.3892/763.3028
 
Revista Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatría
Depósito Legal Nº: pp200102CS997 - ISSN: 1317-5823 - RIF: J-31033493-5
Calle El Recreo Edif. Farallón, piso 9 Ofic. 191, Sabana Grande, Caracas, Venezuela
Teléfonos: (+58-212) 762.3892 - 763.3028
publicacion@ortodoncia.ws
Desarrollado por: